Select Page

Padres de un mismo mar

Padres de un mismo mar

La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que sí se conocen pero que no se masacran.

Paul Valery

Eran padres,

y se despertaron a la par, pasadas las cinco.

La responsabilidad ya les pesaba en la almohada.

El cielo se había descorchado

pues no era capaz de sostener

una tempestad sorpresiva que anudaba los dos continentes

anunciando la oscuridad de un día que marcaría el paradero de un buen puñado de vidas.

Desde la ventana,

poniendo los ojos en la rebelión salina del estrecho se ajustaron sus mejores galas,

mientras las razones de sus vidas seguían en cama inmersas en el curso de sus sueños

-seguramente, bien dispares a los suyos-.

Delante del espejo, y a la misma hora, oraron a sus diferentes dioses para cepillarse la consciencia,

y pedir por su particular coartada.

Ya en la calle, en dirección a su propósito,

bordearon las orillas que enmarcaron sus infancias,

sorteando una gradería de aguas acompasados por las mareas azules de poniente

que inútilmente intentaban descoser un pacto irreversible;

pues bien es sabido que lo que separa la naturaleza

el género Sapiens lo vuelve a vincular de algún modo.

-Así lo han arbitrado las plumas de la historia-.

Plumas que esta vez sacaron de sus bolsillos de Armani

sufragados por el dolor de su misma estirpe,

y que pesadas como balas de cañón sonreían al

recorrer las cláusulas guerrilleras

de un contrato que descolgaba del mapa el devenir de un pueblo.

No parecía la tinta de sus firmas lucrativas correr al ritmo del latir de los corazones que aún dormían en las extremidades de dos continentes con suerte dispar.

Cada padre en su orilla desplegó su arma,

presionando el gatillo sin remordimiento,

y en el mismo instante.

Una firma a favor de la sangre,

sangre que de nuevo teñiría de rojo el margen débil del mar azul.

 

 

 

 

 

 

About The Author

Creo que empecé a escribir para sentirme más vivo. Para sentir sin coladores las historias que penetran, que dan alas o que hacen pupa; ponerlas en letras ante la pena de su irreversible devenir en vagos recuerdos. Con la idea de no olvidarlas creé este blog, para compartirlas y conseguir que permanezcan vivas. Así que anímate y dalas a conocer comentándolas, evaluándolas y publicándolas en cualquiera de las redes sociales que manejas. Es sencillo lo tienes ahí arriba a un solo click.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATENCIÓN



¡Qué bueno que andes por aquí! Mira, te cuento. Si cuentas con cinco minutos y andas buscando un rincón diferente, un espacio donde refugiarte después del trasiego del día, te invito a conocer mis relatos, poemas, viajes y reflexiones. ¿Y por qué seguir a un docente de lengua inglesa que superada la treintena le da por escribir? Pues por el simple hecho de volvernos más humanos, de sentir las palabras como medio para encontrarnos con nosotros mismos, de entender de manera más justa al prójimo, y en la más remota de las posibilidades para sanarte, como lo hace la escritura conmigo.

Os invito a embarcar en este velero incierto que hoy parte rumbo a un mar de letras, y que deseo no se canse de navegar.

Comentarios recientes

junio 2019
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

SONSÓN

Share This
Suscríbete a Tinta del Sur

Suscríbete a Tinta del Sur

Podrás recibir cada nueva entrada y conocer cada novedad en Tinta del Sur

Revisa tu correo y completa el proceso de inscripción ;)