Select Page

Huellas en libros de segunda mano

Huellas en libros de segunda mano

Afrontar los días con el deseo de regalarse pequeños descubrimientos es una actitud vitalista, que fomenta el crecimiento de la curiosidad por el saber. A esta idea me engancho, y visualizo mi nueva ciudad como un escenario frondoso en el que aún queda mucho por conocer, eventos que asistir, espacios que explorar y personas con las que compartir.

Fue ayer tarde callejeando por vías céntricas enardecedoras de estímulos visuales y sonoros cuando sentí una Medellín distinta, desconocía su hermanamiento a una rama importante del folklore argentino y uruguayo. La ciudad acoge el festival internacional de tango, y abrazándose a ese ritmo nostálgico me llevaron al pasaje de Bastilla. Se agradece la ausencia de vehículos en la calle. Librerías ambulantes se esparcen a lo largo de la calzada peatonal decorando las aceras con mesitas y cajas atiborradas de manuales de segunda mano. La disposición aleatoria de los libros convierte la búsqueda en una acción paciente, yo diría romántica, por el simple hecho de poner tanto empeño en el encuentro de un fin que tal vez no sea el deseado. Carecen estos puestos de personajes que inspiren un profundo saber en el material que exponen; nada de libreros ásperos con gafas y pipa en mano, que inmersos en lecturas profundas alzan la vista molestos tras interrumpidas cuestiones intrascendentes de compradores curiosos e inexpertos, más bien acontece todo lo contrario. Te topas con vendedores desaliñados que a modo de mercado juegan en el ameno regateo de un precio final. No esperen libros impolutos por cantidades que oscilan entre los 2.000 y 10.000 pesos. Aunque a pesar de una presencia engañosa se pueden encontrar grandes joyas. Joyas que desde su nacimiento han palpado varias manos y rastreado aún más ojos. Manchas, dibujos, dedicatorias, nombres de primeros propietarios, son huellas desconocidas que se adhieren a la historia del libro y que te llevas en la compra del mismo. Ante tanta marabunta literaria puse mis ojos a disposición del azar, abriendo varias de las portadas y jugando con las primeras páginas mis manos tropezaron con “Romántica”, palabra escrita a mano y seguida de unos versos que parecían estar dedicados a alguien. El azar me llevaba a ser espectador de una comunicación oxidada por el tiempo de dos agentes anónimos que impulsaron mi deseo de continuar el escrito en su nombre.

 

Romántica

 

Sigue llamando a su puerta,

y bien sabe que el pasado le esterilizó,

cuando se buscaban en mapas de vida

desahuciados por la fogosidad de conocerse.

 

Quizás la inversión inconsciente

en la esperanza utópica de amarse

fue solo eso,

una inversión atemporal

anclada al muelle hormonal de sus encantos.

 

¿Y si la culpa fueron sus palabras?

Que ya no enamoran,

si de culpar se trata.

¿O fue el tiempo?

Cuando querían hacer de él un pronóstico irremediablemente seguro.

Ya sé,

fue el miedo al miedo a quererse,

pues querer no era un plan,

sino una apuesta firme al devenir.

 

Y si ya le conoces,

¿por qué aún te engaña?

Sabiendo que empapela tus nostalgias

y que se retuerce en sonrisas hambrientas

que le nombran al perderle.

¿Por qué aún sondeas su mundo?

Si ya os consumisteis.

 

Aterriza.

Ya no te pone su nombre.

Ya no le llames, Romántica.

About The Author

Creo que empecé a escribir para sentirme más vivo. Para sentir sin coladores las historias que penetran, que dan alas o que hacen pupa; ponerlas en letras ante la pena de su irreversible devenir en vagos recuerdos. Con la idea de no olvidarlas creé este blog, para compartirlas y conseguir que permanezcan vivas. Así que anímate y dalas a conocer comentándolas, evaluándolas y publicándolas en cualquiera de las redes sociales que manejas. Es sencillo lo tienes ahí arriba a un solo click.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATENCIÓN



¡Qué bueno que andes por aquí! Mira, te cuento. Si cuentas con cinco minutos y andas buscando un rincón diferente, un espacio donde refugiarte después del trasiego del día, te invito a conocer mis relatos, poemas, viajes y reflexiones. ¿Y por qué seguir a un docente de lengua inglesa que superada la treintena le da por escribir? Pues por el simple hecho de volvernos más humanos, de sentir las palabras como medio para encontrarnos con nosotros mismos, de entender de manera más justa al prójimo, y en la más remota de las posibilidades para sanarte, como lo hace la escritura conmigo.

Os invito a embarcar en este velero incierto que hoy parte rumbo a un mar de letras, y que deseo no se canse de navegar.

Comentarios recientes

julio 2019
L M X J V S D
« Oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

SONSÓN

Share This
Suscríbete a Tinta del Sur

Suscríbete a Tinta del Sur

Podrás recibir cada nueva entrada y conocer cada novedad en Tinta del Sur

Revisa tu correo y completa el proceso de inscripción ;)