Select Page

Conversaciones con el espejo

Conversaciones con el espejo

 

“Si la experiencia de la otra persona fuera más profunda, si se pudiera experimentar la infinitud de su personalidad, nunca nos resultaría tan familiar -y el milagro de salvar las barreras podría renovarse a diario-. Pero para la mayoría de la gente, su propia persona, tanto como las otras, resulta rápidamente explorada y agotada. Para ellos, la intimidad se establece principalmente a través del contacto sexual. Puesto que experimentan la separatidad de la otra persona fundamentalmente como separatidad física, la unión física significa superar la separatidad” – Erich Fromm-

 

Conversaciones con el espejo

 

¿Y si empiezas a entender que no puedo con este desorden de vida?

Que le hago horas extra al sueño para no verte despertar.

Que tengo aburrido al espejo, incluso a las cortinas.

Que leo más que nunca para alejarte de nosotros, y de lo que no quiero ser contigo.

Que ya no me pone tu sonrisa irresistible, ni tus cuentos de “algún día seremos”.

Que no me seduce la frigidez de tus casi 10 puntos más de testosterona.

Tu modo autoritario de mirarme,

tu arrogante cartera,

tu caballerosidad medieval,

tus regalos carentes de mí.

Estoy cansada de tu presencia, porque me resulta insípida e intrascendente.

¿Y si empiezas a entender que me da náuseas el machismo irremediable de tus manos?

Que llevo años tomando anticonceptivos, para no verte en otros ojos,  ni en otra sangre.

Que pienso en otros hombres cuando me tocas,

y me lames,

y rastreas mi esencia.

Sí, ya te he dado varios polvos de más para hacerte sentir más hombre;

y tú,

tú sin darte cuenta.

Que me asfixian tus parrafadas repletas de obligaciones e invenciones carentes de novedad,

que sé que olvidaste de dónde vengo y aún menos sabes hacia donde me dirijo

porque perdimos las alas y tú te negaste a ser de nuevo ave migratoria.

¿Y si empiezas a entender que este amor ya está saturado de incomodidades?

Que esto no evoluciona porque nunca has querido hablar de lo que nunca nos hemos dicho,

es decir, lo que realmente somos.

Que todo lo que nos separa es el miedo a renovarte, a ser el verdadero futuro de nosotros.

Y a ver si te enteras que después de doce años empiezo a entender que estoy mejor sola en mi cama,

delante de mi espejo, al lado de mis libros,

pero como ves

no doy con la hora

ni con la puta forma de decírtelo.

About The Author

Creo que empecé a escribir para sentirme más vivo. Para sentir sin coladores las historias que penetran, que dan alas o que hacen pupa; ponerlas en letras ante la pena de su irreversible devenir en vagos recuerdos. Con la idea de no olvidarlas creé este blog, para compartirlas y conseguir que permanezcan vivas. Así que anímate y dalas a conocer comentándolas, evaluándolas y publicándolas en cualquiera de las redes sociales que manejas. Es sencillo lo tienes ahí arriba a un solo click.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATENCIÓN



¡Qué bueno que andes por aquí! Mira, te cuento. Si cuentas con cinco minutos y andas buscando un rincón diferente, un espacio donde refugiarte después del trasiego del día, te invito a conocer mis relatos, poemas, viajes y reflexiones. ¿Y por qué seguir a un docente de lengua inglesa que superada la treintena le da por escribir? Pues por el simple hecho de volvernos más humanos, de sentir las palabras como medio para encontrarnos con nosotros mismos, de entender de manera más justa al prójimo, y en la más remota de las posibilidades para sanarte, como lo hace la escritura conmigo.

Os invito a embarcar en este velero incierto que hoy parte rumbo a un mar de letras, y que deseo no se canse de navegar.

Comentarios recientes

noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

SONSÓN

Share This
Suscríbete a Tinta del Sur

Suscríbete a Tinta del Sur

Podrás recibir cada nueva entrada y conocer cada novedad en Tinta del Sur

Revisa tu correo y completa el proceso de inscripción ;)