Select Page

A diferencia de mí

A diferencia de mí

La metáfora no siempre funciona

 

Como prometí volví a buscarla,

a ponerle de nuevo monedas a aquel amor,

a recitarle versos por Sabina

por si algún día a la melancolía le daba por desalojarse de nuestra cama.

A desarrollar la ideología de metáforas que patenté para quererla

y revivir el azul de aquella felicidad contagiosa que inventamos.

Ella me sabía a una vida en azul,

un vida sin resquicios, como el cielo de Andalucía.

Impoluto, eterno.

Pero la distancia jugó sus cartas,

y se convirtió en un muro infranqueable

que ella afrontó sin escalera, a diferencia de mí.

Tristemente no alcanzó un acuerdo con el olvido como le propuse

y sus recuerdos cada vez más escurridizos disecaron la memoria de lo que fuimos.

Ella sonreía,

pero sonreía distinto a diferencia de mí.

Era una sonrisa vacía, como esas que se exhiben en el escaparate de la noche.

Así resultaba ahora mi presencia ante ella,

vacía,

desconocida.

Como la mañana que se despierta tras un polvo al lado de una de esas sonrisas: Fría.

A diferencia de mí, perdió el talento de hacerme el amor en verso

y a jugar con la rima de nuestros cuerpos,

pues el tiempo volvió su piel asonante y no encontré vocales para sensibilizarla

y retomar el encaje de nuestras extremidades.

Lo intenté. Créanme que lo intenté.

Le hablé de viajes,

de nuevos amigos.

Le propuse descubrimientos

y un nuevo nosotros.

Renunciar al azul, y comenzar una vida bajo otro color.

Pero ella parecía ya no entender mis metáforas, y comenzó a crear las suyas,

como mecanismo de defensa.

Fue entonces cuando entendí que nuestras vidas andaban en contravía,

que ella concebía el corazón como una alcancía a llenar,

y al suyo, a diferencia del mío,

no le quedaba más espacio,

más espacio para mí.

 

About The Author

Creo que empecé a escribir para sentirme más vivo. Para sentir sin coladores las historias que penetran, que dan alas o que hacen pupa; ponerlas en letras ante la pena de su irreversible devenir en vagos recuerdos. Con la idea de no olvidarlas creé este blog, para compartirlas y conseguir que permanezcan vivas. Así que anímate y dalas a conocer comentándolas, evaluándolas y publicándolas en cualquiera de las redes sociales que manejas. Es sencillo lo tienes ahí arriba a un solo click.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATENCIÓN



¡Qué bueno que andes por aquí! Mira, te cuento. Si cuentas con cinco minutos y andas buscando un rincón diferente, un espacio donde refugiarte después del trasiego del día, te invito a conocer mis relatos, poemas, viajes y reflexiones. ¿Y por qué seguir a un docente de lengua inglesa que superada la treintena le da por escribir? Pues por el simple hecho de volvernos más humanos, de sentir las palabras como medio para encontrarnos con nosotros mismos, de entender de manera más justa al prójimo, y en la más remota de las posibilidades para sanarte, como lo hace la escritura conmigo.

Os invito a embarcar en este velero incierto que hoy parte rumbo a un mar de letras, y que deseo no se canse de navegar.

Comentarios recientes

octubre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

SONSÓN

Share This
Suscríbete a Tinta del Sur

Suscríbete a Tinta del Sur

Podrás recibir cada nueva entrada y conocer cada novedad en Tinta del Sur

Revisa tu correo y completa el proceso de inscripción ;)